Técnicas de masturbación para hombres que tal vez no conocías

tecnicas masturbacion masculina

El el cada vez más conocido mundo de la sexualidad el auto conocimiento es uno de los factores mas importantes. La masturbación masculina es parte de la vida intima tengamos pareja o no.

Antes de explicarte algunas técnicas de masturbación hablaremos de esta y sus beneficios.

Beneficios de la masturbación

Lo primero que debes saber es que la masturbación es una parte fundamental de la sexualidad por lo tanto debes darle la importancia que merece.

Además, nadie te conoce mejor que tu a la hora de estimular las zonas que más placer provocan en tu cuerpo y por su fuera poco, la masturbación aporta una gran cantidad de beneficios

  • Liberarás el estrés. Al masturbarte liberarás endorfina y te llevará a un estado de relajación máxima.
  • Dormirás mejor. Está comprobado que masturbarse regula también el sueño.
  • Llegarás al orgasmo más a menudo. Cuanto más practiques, más control tendrás sobre cuándo y cómo llegar al orgasmo.
  • Los orgasmos que consigas serán mucho más intensos. La práctica te llevará hasta la excelencia.
  • Mejorará tu vida sexual, tanto en solitario como cuando estés en pareja.
  • Te servirá como entrenamiento a tu resistencia en las relaciones sexuales. Con la práctica, te darás cuenta que la masturbación también te sirve como entrenamiento, y mejorarás el aguante cuando tengas relaciones sexuales con otra persona.
  • Te ayudará a prevenir posibles infecciones. Liberar fluidos evitará que se produzcan infecciones indeseadas.
  • Pondrás en forma tu zona pélvica, ejercitando los músculos que se encuentran alrededor.
  • Mejorará la calidad y la cantidad de su esperma.

Ahora pasaremos a hablar de lo importante y lo que nos trajo hasta acá.

Técnicas de masturbación para personas son pene

A continuación te contaremos algunas formas diferentes de masturbación para que salgas un poco de la rutina.

Técnica clásica

Esta técnica de agarre es la que lleva al orgasmo a hombres todos los días del año y en cualquier parte del mundo. El pene queda dentro de la palma de la mano, mientras se aprieta el puño haciendo movimientos hacia arriba y hacia abajo. El secreto está en utilizar una presión distinta y variar la velocidad: más rápido y más lento, alternando los movimientos de subida y bajada. Añade un extra de lubricación si quieres que las sensaciones se multipliquen.

Masturbación a dos manos

Este técnica es similar a la clásica, pero esta pensada especialmente para los penes más grandes. Al masturbarse, se cierra primero una de las manos en la parte baja del pene, mientras que el puño de la otra mano abarca el glande. Se obtiene mucha más estimulación si intentas mover una mano hacia arriba y la segunda hacia abajo.

Solo dedos

En lugar de toda la mano, en esta técnica sólo se utilizar el pulgar y el índice para ayudar. Con tus dedos cubre la parte superior e inferior del glande y masajéalos, de forma más o menos suave según lo que prefieras en ese momento.


Al revés

Esta técnica de agarre puede provocar sensaciones muy intensas. La mano se coloca al revés que en la técnica clásica, igualmente sobre el pene, pero dando la vuelta a tu mano. Así, la parte posterior de la mano queda girada con el pulgar mirando hacia abajo. Ahora puedes mover lentamente la mano hacia arriba y hacia abajo.

La fogata

¡Cuidado, que te quemas! Las manos se colocan planas a los lados del pene como si fueras a hacer fuego con un palo. Mueve tus manos de un lado a otro con cuidado, poco a poco. Es recomendable que lo hagas con un poco más de calma las primeras veces para probar qué velocidad te gusta más.

El desconocido

Esta técnica es un clásico entre los clásicos. Debes sentarte brevemente sobre tu propia mano y esperar hasta que se te duerma. Entonces, utiliza esa mano para masturbarte como prefieras. La sensación será similar a que alguien más te esté masturbando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *